DE ROMANOS Y CRISTIANOS – PRIMERA PARTE

“¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol. ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido” (Eclesiastés 1:9-10)

Uno de los legados de la antigüedad que más nos sigue atravesando históricamente es el cristianismo.  Actualmente son más de dos mil millones los cristianos en el mundo entre católicos, protestantes y ortodoxos. Ha sido – y lo sigue siendo – tan importante en la vida y desarrollo de nuestras ciudades, que sus principales templos ocupan un lugar de máxima importancia en la distribución urbana.

frente-de-la-catedral

Catedral de la ciudad de La Rioja – Argentina

Es sabido por todos que el cristianismo jugó un papel decisivo tanto en lo político como en lo social desde hace muchísimo tiempo. Basta pensar el peso que la religión tuvo en el medioevo. Pero esto no siempre fue así, mucho tuvieron que pasar los primeros cristianos antes de que el imperio que dominaba el mundo conocido, abrazara la fe de dios.

Para referirnos a este momento, hablaremos de cristianismo primitivo, es decir aquel que se desarrolló entre el siglo I, con Jesús y los apóstoles, hasta finales del sigo IV, cuando el cristianismo finalmente se convierte en la religión oficial del imperio romano.

6999725.a294370f.640

Mosaico de Jesús siendo bautizado por Juan en el rió Jordán – Baptisterio Arriano de Rávena (siglo V)

La religión romana nunca fue estática, en todo su devenir sufrió diversas transformaciones, muchas de estas a partir del contacto y la conquista de otros pueblos. El panteón de dioses romanos no dista mucho del griego, el equivalente del poderoso Zeus griego, es el Júpiter romano.

835 01 001 006

“Júpiter y Tetis”  de Jean Auguste Dominique Ingres (1811)

De todas formas, el cristianismo venía a plantear una nueva forma de relacionarse con la religión, con conceptos y experiencias que las religiones politeístas, como las greco-romanas, no poseían.

La idea del perdón de los pecados y el amor al prójimo, pero especialmente la posibilidad de tener en el más allá, una vida eterna sin el sufrimiento que la vida terrenal ofrecía. Sabiendo que el primer publico que se acercó al cristianismo no estuvo integrado por las altas élites, la idea de una vida eterna en el paraíso era definitivamente lo más parecido a un ascenso social que se les podía ofrecer.

Jesús nació en una provincia romana, por ende sometida al poder del emperador. Durante su vida, su martirio y su muerte, para los romanos, Jesús y sus seguidores no eran más que una secta judía. Será a partir de la segunda mitad del siglo I, hasta fines del IV, que el imperio pondrá toda su maquinaria para perseguir a los cristianos.

Buen-Pastor

Imagen de Jesús como buen pastor.  Representación del siglo III donde se puede ver a un Jesús distinto al de nuestros días, ataviado con ropa típica romana.

 ¿Por qué este gran cambio entre no distinguirlos de los judíos, a perseguiros sin piedad?

Principalmente porque para los cristianos Jesús era el señor, el rey de reyes, un titulo que los romanos interpretaban como una afrenta a la autoridad del Cesar.

Pese a las persecuciones, el cristianismo y sus enseñanzas no pararon de crecer y expandirse por los territorios imperiales. En la capital, los cristianos conversos eran cada vez más, incluyendo a ciudadanos romanos de una buena posición social.

Henryk_Siemiradzki_Nero's_torches_1882

Las antorchas de Nerón de Henryk Siemiradzki  (1882). En el cuadro se observa el martirio de los cristianos, culpados por el emperador Nerón de haber incendiado Roma.

Ahora, se preguntarán: ¿si el cristianismo era perseguido por el imperio, como se reconocían entre los cristianos?

Esta es una de las facetas más apasionantes del cristianismo, me refiero a su simbología, tan antigua pero tan presente en nuestros días.

tumba-castro-barros-la-rioja-atrio-de-la-iglesia-catedral

Mausoleo de Castro Barros en la Catedral de La Rioja, donde se observa el anagrama de Cristo o Crismón con las letras Α (alfa) y Ω (omega) indicando el principio y fin.

Volviendo a la pregunta, en los primeros tiempos los cristianos desarrollaron una serie de símbolos que sirvieron para identificarse y que posteriormente abundarían en los lugares de culto. Quizás el más conocido es el símbolo del pez, llamado Ichtus o Ichthys  (en griego ΙΧΘΥΣ).

Este símbolo consiste en dos arcos que se cruzan formando la silueta de un pez. El Ichtus o Ichthys es lo que se conoce como un acrónimo, es decir una sigla que se pronuncia como una palabra, ¡y vaya que Ichtus dice mucho! La descomposición de esta palabra sería: Iesous, Christous, Theous, Hyous, Soter; que en castellano sería: Jesús, Cristo, Dios, Hijo, Salvador.

beginning-ministry-03

Símbolo del pez o Ichtus o Ichthys

¿Pero como se reconocían?

Este símbolo podría haber funcionado de la siguiente forma: una de las personas realizaba en la arena varias líneas rectas y curvas (de las cuales una era la que formaba el Ichtus), si la otra persona realizaba más líneas y con una de ellas completaba la figura del pez, ambos sabían que eran cristianos.

Toda la vida de los cristianos se desarrollaba en la clandestinidad, sus encuentros y liturgias debían realizarse en secreto. Sus casas guardaban sus altares destinados al culto, pero cuando el número de cristianos creció de manera exponencial debieron reunirse en otros lugares, ahora más secretos y seguros.

graffiti

Grafito de Alexámenos. Grafiti del siglo I  o II con una representación de un hombre adorando a otro con una cabeza de asno, mostrando una clara intención de ridiculizar a los cristianos. La inscripción reza: Alexámenos adora a su Dios.

Al igual que a sus reuniones, los cristianos debían ocultar a sus muertos, esto era así porque creían fervientemente en la idea de la resurrección de la carne, en contra de la incineración del los cuerpos, algo que entendían como una costumbre pagana.

En  enormes complejos subterráneos llamados catacumbas, los cristianos enterrarán a sus familiares y esporádicamente realizarán sus liturgias.

Como dijimos antes, muchos de los cristianos para este momento son ciudadanos de una alta posición social, esto es claramente visible en diversas tumbas que encontramos en las catacumbas, donde observamos un exquisito trabajo pictórico con una gran carga simbólica cristiana.

Imagen 1

Catacumbas en la ciudad de Roma

Pero volvamos ahora al imperio. Para el siglo III y IV el cristianismo no ha parado de crecer, como así también las incursiones de los pueblos bárbaros en territorio imperial. El imperio había crecido tanto, que fue necesario realizar una división administrativa del territorio. La porción occidental (donde se encontraba Roma) y la oriental donde una ciudad llamada Bizancio tomaría una importancia cada vez más superlativa.

El encargado de esta enorme reforma – que cambiaría para siempre el destino del imperio – fue Diocleciano, quien dividió el gobierno en una tetrarquía, es decir el gobierno de cuatro. En este nuevo sistema, dos emperadores (uno en occidente y otro en oriente) gobernarían ayudados a su vez por dos co-emperadores.

IMG_9722-500x750

Representación de los Tetrarcas realizada en el siglo III y robada del palacio imperial de Constantinopla durante la Cuarta Cruzada (1202 – 1204) por los venecianos y ubicada (hasta su actualidad) en una de las esquinas de la Catedral de San Marcos.

A la muerte de Diocleciano, este sistema perdió su vigencia, lo que ocasionó un nuevo periodo de guerras por el control del poder que terminó con la victoria de Constantino, llamado “el grande”. De la mano de Constantino, el cristianismo haría su entrada triunfal a Roma y a la historia de la humanidad.

Continuará.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s